e mërkurë, 16 maj 2007


Recuerdo que cuando estudiaba en la gloriosa UNAM allá en el D.F., me inscribí en un grupo de tejido. Sí, porque el gusto por esto lo tengo desde muy chica gracias a unas inolvidables tardes que me pasaba tejiendo en casa de una tía y mis primas allá en mi natal ciudad. Bueno pues en la ciudad de México me encontré por vez primera con una de estas practiquísimas bolsas (aunque de tamaño más chico) y ay! como pasé tiempo añorándola pues en el devenir de los años no supe dónde quedó. Pero... en Hermosillo, Sonora me re -encontré con ellas!!!!!

1 koment:

Lourdes tha...

las casualidades de la vida no?
que gusto por ti